SITUACION POLITICA NACIONAL: LA CRISIS DEL REGIMEN SE PROFUNDIZA

codelco

 

 

Todos los partidos políticos deben subordinarse a la Constitución burguesa y su funcionamiento esencial está destinado a preservar el orden constitucional burgués.

Hoy, en Chile, desde la UDI al PCCh cumplen con este propósito, que es la defensa incondicional de la institucionalidad que emana de esa constitución elaborada y sellada por el gobierno de Pinochet, que entre otras tantas cosas ha permitido la formación de dos conglomerados políticos burgueses: ambos sectores son financiados por los capitalistas nacionales e internacionales y por tanto obedecen a los dictámenes de la clase burguesa; régimen político que ha perdurado por 42 años y que en 2015 empieza a hacerse trizas en su crisis.

Previendo una desestabilización del sistema en lo económico social y político, la Concertación por la Democracia, extendió su vínculo al PCCh y lo incorporo el año 2011 a la elaboración de un programa de reformas, con el fin de mantener -en el fondo- la Constitución pinochetista; creando así un nuevo conglomerado llamado Nueva Mayoría, con el cual ganaron las elecciones presidenciales y accediendo al poder con mayoría en ambas cámaras, Diputados y Senadores, con lo que no pueden eludir la responsabilidad contraída con las masas que votaron creyendo ingenuamente lo prometido en campaña.

El eslogan de batalla una vez asumido el poder fue “Chile crece con todos”. Demagógicamente plantearon que: “Chile necesita hacer importantes transformaciones en alguna áreas para alcanzar el desarrollo”.

¿Por qué decimos  que esto es demagógico? Porque en la actual época del capitalismo imperialista es imposible que los países con capitalismo atrasado puedan lograr su desarrollo ya que son parte integrante e indisoluble del capitalismo mundial donde existe la unidad entre países con gran desarrollo industrial y tecnológico y que ejercen la opresión sobre los países de capitalismo atrasado, sometimiento que jamás nos permitirá el desarrollo.

En esta época de capitalismo imperialista se debe perseguir el cambio de las estructuras que sostienen el sistema, es decir, que el proletariado como clase dominada pueda romper la estructura del sistema capitalista y despojarlo del poder, hoy en manos de la burguesía parasitaria propietaria de los medios de producción, llevando adelante la tarea histórica de la clase proletaria que es la toma del poder para transformar esos medios de producción privados en medios de producción social con un gobierno obrero-campesino, el que incluye a todos los sectores oprimidos por la sociedad capitalista.

El gobierno necesitaba de un medio permanente para financiar la reforma educacional, dichos recursos solo podían  provenir de una reforma tributaria, que según la Presidenta seria la viga maestra de todas las reformas cuya meta era alcanzar  el 3% del PIB. Descomponiendo este en 2,5% provenientes de la tributación y un 0,5% tomando medidas para evitar la evasión y la elusión. Reformas que  previeron un crecimiento económico del país  por sobre el 4% anual. La  otra medida a tomar era el “reemplazo del mecanismo del Fondo de Utilidades Tributables (FUT) en que los  empresarios deberán pagar impuestos sobre  las utilidades  anuales y no seguir –como lo hacen hasta hoy- solo declarándolas, sin pagar ninguna tributación; cabe aclarar que el FUT se compone de utilidades tributables y no tributables, lo que genero severos “vicios” como la creación de sociedades y fondos de inversión cuyo único objetivo era registrar las utilidades como reinversión evitando así pagar el impuesto a las personas. Además las remesas que quedaban en el FUT podían ser reinvertidas en negocios en el exterior, sin necesidad de remesar hacia Chile con lo que el Servicio de Impuestos Internos perdía su facultad fiscalizadora. En 2010 estas utilidades acumuladas ascendían a US$138.257,3 millones monto que en un 50% estaría en los mencionados “fondos de inversión” mientras que solo el 30,9%  de las utilidades tributarias fueron distribuidas. Su eliminación implica una aplicación gradual para concretarse en 4 años más. La misma no es significativa en términos de reforma puesto que dichos aportes ya está comprobado que no cubrirán los recursos que se necesitan para educación, es más, será mucho más lo que pagara el pueblo con la nueva tributación que lo que aportaran las empresas. Esto es la pseudoreforma tributaria.

Descartamos que esto sea obra de la oposición Piñerista, esto sería entregar gratuitamente alguna fortaleza a este conglomerado derechista, ya que en estos momentos sus principales líderes provenientes del pinochetismo están formalizados por fraude, robos, cohecho etc., etc., en Tribunales de Justicia, lo que les suma una gran cuota de desprestigio y un amplio repudio desde los gremios, sindicatos y toda la población nacional.

Estas reformas comienzan a discutirse el año 2011 en paralelo con las movilizaciones de estudiantes universitarios, donde le cupo gran participación del P.C.Ch. a través del economista Alberto Arenas de fuerte vínculo con el stalinismo y con el ala “ más de izquierda de la DC”, ligados políticamente con la burocracia estudiantil encabezada por Camila Vallejos, quien llevo el movimiento a la institucionalización del conflicto cuando declaraba que desde el Congreso y las instituciones habría respuestas a las demandas; hacia noviembre de 2011 estaba ya generalizada la idea en el estudiantado, de haber sido traicionados por esta dirigencia pero, la propaganda periodística burguesa nacional e internacional y en constantes giras que hizo Vallejos, aparecía ésta como la líder indiscutible de las masas estudiantiles.

El reclamo del senador Montes PS coincide con los diputados Monsalve PS, Rincon DC, y otros, de que el gobierno ha mantenido una política de “puertas cerradas” donde éstas han puesto un cerrojo a los acuerdos sobre la Reforma Tributaria, Laboral y Educacional, donde ellos no conocen los lineamientos emanados del gobierno ya que estas directrices van saliendo a cuentagotas; esto indica las terribles contradicciones entre lo que hoy hace cuando es gobierno, con lo que demagógicamente planteo en su campaña electoral camino a la Moneda; transparencia, igualdad y equidad de oportunidades. Solo demagogia y mentiras con la finalidad de salvar “la democracia burguesa” dictadura genocida contra la totalidad de la nación, sometida al imperialismo y el capital financiero. Estos gobiernos son de la burguesía que se apoya en los imperialismos económicos para someter y envilecer a las mayorías nacionales.

Jaime Gajardo el viernes 17 de julio suspendió la asamblea general de delegados del Colegio de  Profesores después de 9 horas de sesión, porque supuestamente no se llegaba a acuerdos de suspender el paro y seguir el trámite legislativo que ha impuesto el gobierno a través de su nueva ministra de educación  Adriana Del Piano, la realidad es que este burócrata stalinista no quiso que la Asamblea Nacional decidiera si el paro seguía y se afirmaba el camino ya trazado de que el proyecto de Carrera Docente se retirara del Congreso. Gajardo durante algún tiempo coincidió con este planteo, obviamente para mantenerse a la cabeza del conflicto y permanecer en él  a través de la extensa huelga que ya cumplía 50 días y que llevo a un natural desgaste pero, las bases mantenían hasta ese momento frente a una gran adversidad, sus fuerzas  apoyando a la disidencia en la Dirección del Colegio de Profesores que siguen siendo mayoría en esta instancia. Gajardo suspende la reunión del día viernes por encontrarse  en minoría y aprovecha su cargo de Presidente – amparado y avalado  por la ley pinochetista- que le otorga facultades para entrar en directo entendimiento con el Gobierno y la Cámara de Diputados a pesar que estos últimos ya habían acordado negarse a legislar debido a que Gobierno y Profesores no llegaron a un acuerdo. Acuerdo despreciado por la Diputada comunista Camila Vallejos llegando incluso a acuerdos tácitos con  Diputados de la UDI como Bellolio. El único que aún mantenía lo acordado era el PPD Rodrigo González, con la salvedad de que el Gobierno tiene la facultad de obligar a la Cámara  a legislar, por responder éste a un sistema presidencialista lo que claramente indica que no existe tal independencia entre los poderes del Estado. Una vez más vemos cual es la real participación del stalinismo en el seno del Parlamento burgués que es frenar y desmovilizar a los que luchan contra la arbitrariedad y represión burguesa! El camino a seguir por los oprimidos es vencer a los enemigos de clase dentro de los sindicatos, gremios, movimientos sociales, descubriendo y terminando con estas direcciones traidoras  vendidas al enemigo y que se enquistan en los gobiernos burgueses como es el de Bachelet, que no solo permite la corrupción en su propia casa sino que además corrompe con sueldos y prebendas a los dirigentes de la CUT, Colegio de Profesores, militantes del PC, PS y DC como ayer Martínez, Pavéz y hoy Figueroa, Gajardo y partidos cómplices que se unen con la derecha concertacionista  y reacción conservadora de UDI y RN que forman un monolítico bloque contra el proletariado y demás oprimidos de la nación. Ante la presión empresarial que ha tenido un permanente y sistemático rechazo a las reformas que con el cambio de gabinete  pretendieron que estas no prosperaran. Si dichas reformas perdieran peso, el PCCh pierde el lugar que ha ganado en el parlamento burgués  sin olvidar las reuniones que tuvo Tellier en Nueva York junto a Rockefeller y Bachelet. Frente a la bravata del PCCh de retirarse del conglomerado, solo reafirman una vez más su rol contrarrevolucionario porque siguen engañando a las masas. En los hechos son proimperialistas y solo formalmente mantienen un discurso antiimperialista. Sin ir más lejos en el caso del carabinero herido por un delincuente Carol Cariola declaraba; “carabinero necesita mejorar su situación y sus condiciones” y Tellier en el caso del asesinato del obrero Quichillao a manos de carabineros declaro, que ellos no están en contra del “accionar” de la fuerza pública.

La política impulsada por el gobierno de Bachelet contribuye a la incertidumbre por la desinformación hacia sus adherentes, con mayor razón a la población, en donde todo esto aumenta la incredulidad, el desprestigio y el rechazo a la politiquería burguesa y sus instituciones que hoy día se refrenda en un 70% de desaprobación al gobierno de Bachelet. El cambio de gabinete ha potenciado la derechización del conglomerado Nueva Mayoría donde juega un rol destacado el Partido Demócrata Cristiano en este sentido, ya que el miércoles 15 de julio hubo una reunión informal de senadores DC en la Cámara Alta. Cuyo objetivo fue discutir una minuta acerca de la Reforma Laboral, quienes estuvieron a cargo de esto fueron el ex ministro del trabajo René Cortázar, el ex dirigente estudiantil Zarco Luksic y Marcelo Albornoz. Documento que en sus puntos centrales pretende imponer el reemplazo interno de los trabajadores en caso de huelga. Lo otro es prohibir la contratación externa en los cinco o seis primeros días de huelga, lo que implica reemplazar con trabajadores internos. A esto es lo que ellos llaman “criterio de flexibilidad” es decir, con esto siguen ratificando las directrices del Fondo Monetario Internacional. Cuando en este momento, sin haber aprobado aun ninguna reforma, las empresas ya aplican el “criterio de flexibilidad” al no contratar gente part-time sino reemplazando al trabajador cuando falta, con alguien del mismo turno, lo que implica una mayor superexplotacion de la mano de obra. Este criterio entonces, apunta a una mayor división y competencia entre trabajadores o sea entre el lacayo y el que lucha. Lo que los hace aparecer como elementos democráticos, al oponerse a la obligatoriedad de la sindicalización y se atribuyen el principio de libertad de adherir o no a un sindicato en contraposición a las políticas del stalinismo de obligar a todos los trabajadores a pertenecer a un sindicato lo que en esencia permite el fortalecimiento de la burocratización de las directivas ya que por obligación los afiliados deberán cancelar su cuotas sindicales lo que incrementara aún más a esa casta de parásitos; en una época en que se han estatizado los sindicatos a través de la CUT. Dos tendencias evidentemente serviles a la burguesía nacional e imperialista.

Ante esta situación nuestra participación debe ser coherente en la propaganda y métodos de lucha que nos indiquen el camino hacia la toma del poder proletario. Utilizando como método de intervención el Programa de Transición, no como abanico de consignas alejadas de la necesidades inmediatas de las masas sino con la inaplazable construcción del P.O.R. Chileno  que plasme en el consciente colectivo  el programa de la revolución proletaria mundial, que es el C.E.R.C.I. que va concretando la reconstrucción de la IV Internacional, no como una federación de partidos sino como el Partido Único de la revolución socialista mundial basada en el programa Internacional Proletario. El único programa revolucionario que nos guiara a la unidad nacional de los explotados. Centralizado democráticamente y su participación de la política en la elaboración colectiva de las líneas políticas nacionales e internacionales. 

¡!POR LA REVOLUCION Y DICTADURA DEL PROLETARIADO CON UN GOBIERNO OBRERO-CAMPESINO PARA TERMINAR CON LA BARBARIE CAPITALISTA!!

profes

Anuncios