Boletin Especial Movilización Profesores de Chile

docentes-en-lucha-1

ANÁLISIS HISTÓRICO DE LOS ÚLTIMOS 40 AÑOS DE DESTRUCCIÓN DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

 En estas cuatro últimas décadas, los profesores han ido perdiendo ascendencia moral sobre sus educandos y han sido obligados brutalmente a ser meros instrumentos de la maquina estatal burguesa, donde solo son una parte del engranaje en las llamadas empresas educacionales; generadoras de riqueza material para sus empresarios. Estrato compuesto por las iglesias: católica y evangélicas. Además de altos dirigentes de partidos políticos, de todas las tendencias, donde destacan democratacristianos, socialistas, ex-miristas y el infaltable stalinismo del Partido Comunista.

El Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE) fue liquidado por decreto presidencial, en el gobierno dictatorial de Pinochet y dio paso al Colegio de Profesores AG, hecho acontecido el 16 de octubre de 1974, declarado como Asociación Gremial que despojo al SUTE de su condición de corporación de derecho público, facultaba el ejercicio del control ético de sus integrantes y de control del ejercicio profesional. Cualquier miembro de la corporación que afectara la moral, transgresión de la ética profesional y que atentara contra los intereses colectivos de la organización sindical, a través de organismos especializados, la orden estaba facultada para, incluso, llegar a la expulsión inhabilitándolo para ejercer la profesión docente. Aquel gobierno estableció como único interlocutor válido, al Colegio de Profesores AG, ante el Estado. Obligando a los profesores a inscribirse en este organismo, el que se negaba no puede ejercer la profesión.
Durante los años ochenta la Dictadura Militar impuso al país las reformas del Neoliberalismo, que aniquilo la riqueza nacional: educación, salud y todas las empresas estatales, lo que permitió el traspaso de todos estos bienes al descomunal incremento de las fortunas privadas, estos que hoy ingresan a su patrimonio US$23 mil dólares anuales por habitante. Convertidos en los súper ricos a nivel mundial, en detrimento del 80% de la población que soporta el hambre y la miseria.
Las naciones desarrollan la educación de acuerdo a sus intereses presentes y futuros, pero cuando éstas a través de quienes gobiernan eligen el camino de ser solo un exportador de materias primas, condenan indefectiblemente al país, al atraso y la dependencia convirtiéndolo en una semicolonia, sometido y estrangulado por la metrópoli imperialista. Por esta razón no necesita la educación científico humanista, ni que el educando desde temprana edad sea guiado al amplio conocimiento de la realidad, la naturaleza material de las cosas que deben ser transformadas (con respecto al medio ambiente y a la naturaleza general de vida) en beneficio social, sino que está en franca oposición puesto que alimenta la codicia y caprichos privados que solo depredan y destruyen. En síntesis la unidad dialéctica de teoría y práctica, elemento fundamental para el desarrollo científico y tecnológico, socialmente desarrollada en beneficio de toda esa nueva sociedad que debemos construir; la sociedad comunista, donde realmente existan mujeres y hombres libres.
La dirigencia del Colegio de Profesores AG da la espalda a los legítimos derechos del profesorado, incluso a lo acordado por la asamblea general de dirigentes en el año 1984 donde demandaban “la necesidad de volver al régimen de dependencia administrativa y técnica del Ministerio de Educación Publica, sin perjuicio de mantener y afinar las bondades de una bien entendida descentralización de los servicios educacionales y en conjugación con otros procesos de regionalización” la lucha por estos principios viabilizaron el descrédito y la pérdida de influencia de los dirigentes designados por el Gobierno Militar, además sumaron los reclamos de las bases del profesorado atribuyendo al deterioro del sistema,” la relación subvención-asistencia de alumno, despidos arbitrarios, inseguridad laboral, pérdida de beneficios, rebaja de remuneraciones, reducción de vacaciones, cumplimiento de faenas ajenas a la docencia, cambio de estatus dentro de la unidades educativas”. Con este aval el presidente gremial Osvaldo Verdugo demócratacristiano, integra el conglomerado político “la asamblea de la civilidad” instancia burguesa opositora al gobierno de la época, que posteriormente se convirtió en la Concertación de Partidos por la Democracia. Apoyado en los hechos, por el partido comunista stalinista. Concertación que después del plebiscito del año 1988 derrota en las urnas a Pinochet.
Considerando que desde el primer gobierno “democrático” del señor Patricio Aylwin Azocar y su Ministro de Educación Sr Ricardo Lagos Escobar, decidieron mantener incólume la reforma educacional de la dictadura pinochetista; no retroceder en ninguno de sus tópicos: municipalización, financiamiento, laboral etc. Es demasiado evidente la complicidad con la burocracia gremial del Colegio de Profesores y el avasallamiento de la voluntad y expectativas de cambio, de las bases del profesorado. Medidas que no solo conculcan los hechos del profesorado sino que afectan y castigan a los estratos más marginadas de la sociedad, destruyendo toda la vida familiar de los obreros y obreras que abandonan por largos periodos a sus hijos, generando con esto oleadas de delincuentes juveniles que el resto de la sociedad condena cuando son afectados por estos. Pero nadie culpa al Estado Capitalista de esta creciente degradación humana que hoy vivimos.
La burocracia dirigente del profesorado ha estado ligada todo este tiempo a los intereses de los partidos defensores del régimen capitalista y al parlamentarismo burgués, desde democratacristianos hasta el stalinista partido comunista. Presidentes de este gremio: Osvaldo Verdugo desde los años 80 a 1998, Jorge Pavés PC stalinista 1998 a 2007, Jaime Gajardo PC stalinista 2007 a la fecha.
A todos ellos los caracteriza el haber emprendido actividades cuyo único fin ha sido, lograr incentivos económicos y en lo personal se convierten en defensores absolutos del sistema imperante, cargos que a la vez les permite ser trasladados desde el academicismo a puestos directivos que les proporcionan estatus económico y social por sobre lo que son sus pares. Han contribuido paulatinamente a la destrucción de la educación municipalizada, profundizada por la reforma educacional que alargo la jornada escolar, según acuerdo marco entre oposición y gobierno en 1997 aprobando en el Parlamento la Ley 19532 sobre jornada completa, que incluye normas y financiamiento para inversiones públicas en la infraestructura de establecimientos municipalizados y privados. En efecto, los únicos beneficiados son los colegios subvencionados que proliferan con modernas y amplias construcciones que financia el Estado, lo que les posibilita una gran propaganda de “calidad” (mejores) para cobrar altos aranceles por alumno matriculado; creando con esto una sensibilidad social que les permite superar a los antiguos y vetustos establecimiento educacionales municipalizados, que en los hechos enfrentan graves problemas en sus techumbres, en las salas de clases, baños y duchas. Situación que deben soportar los alumnos en días de lluvias y frio invernal. Además entre el año 2004-2006 se acuerda un mejoramiento al conjunto de los profesionales de la educación subvencionada, aumento de sus remuneraciones en un 15% para dicho periodo, “en atención a su carácter estratégico”. Está claro que es la destrucción de la educación municipalizada. Todas las políticas gubernamentales de terminar con los colegios urbanos y rurales municipalizados han sido refrendadas por el actual Ministro de Educación Nicolás Eyzaguirre quien reconoce que en estos últimos 15 años se han cerrado 3 mil establecimientos educacionales.
El actual atraso de la educación en Chile ha sido coadyuvado por el inmovilismo del gremio educacional que se expresa desde 1990 al 2001, periodo en el cual hubo solo 26 días de paro docente por razones estrictamente económicas.
Ante tanta desidia, autocomplacencia y creer en la democracia burguesa es que irrumpe intempestivamente el movimiento estudiantil secundario, la llamada revolución pingüina que levanta las reivindicaciones económicas e incluye las demandas por mejorar la educación, derogación de la LOCE y terminar la municipalización de la educación, cuyo fundamento era el de una educación centralizada en el ministerio de educación con el fin de volver a un Estado Docente. El gobierno de Bachelet ocupo las fuerzas represivas de carabineros, sin importar que eran niños, emprendiendo acciones de represión inusitadas las que fueron repudiadas por padres, apoderados y la ciudadanía nacional e internacional, donde hubo algún diputado que las catalogo como de delincuentes con uniforme.
Ante tamaña presión el gobierno se comprometió a solucionar el problema -indudablemente desde el punto de vista de sus intereses- creando su famosa comisión de expertos que incluía a los dirigentes pingüinos, conformada por un numero de alrededor de 60 personas que la hizo densa y poco clara en los propósitos de los estudiantes la que concluyo solo en un cambio de nombre la LGE, engañando a los jóvenes una vez más. El año 2011 comenzaron las movilizaciones estudiantiles universitarias con la consigna educación gratuita y no al lucro. Ahora le correspondió actuar a las burocracias estudiantiles ligadas al PC Stalinista , como Camila Vallejos y la actual bancada estudiantil que actúan como diputados en el Congreso. De todo esto a la fecha su acción ha consistido en desmovilizar y desarticular el movimiento estudiantil cuando sostuvieron que las soluciones solo provienen de la vía institucional.
Este mismo argumento ocupa la burocracia del AG cuando las bases del profesorado están exigiendo la renuncia del presidente stalinista del PC Sr. Gajardo y una vez que este renuncie se restablezca el petitorio en su totalidad y no como aprobó el gobierno a puertas cerradas con este burócrata, traidor de su clase. Frente a las traiciones de su representante gremial el que declara que solo las instituciones dan respuesta: “la institucionalidad hay que respetarla porque en estos momentos de crisis si no respetamos la institucionalidad que Dios nos pille confesados”. Estas son las tácticas históricas del Partido Comunista stalinista la defensa incondicional de la institucionalidad burguesa, opresora, vendepatria, proimperialista. Llegando al exabrupto de catalogar la institucionalidad burguesa como un ente sagrado, sacrosanto e inamovible que no se puede tocar ni cuestionar, este es el extremo de la ignominia “que Dios nos pille confesados” como él sin pudor alguno, a expresado con esto la esencia de la ideología del régimen burgués.
Esta pugna que salta por el conflicto en la pretendida renuncia de Gajardo, llevada adelante por la disidencia, se instala una lucha por el poder económico lo que se traduce en prebendas salariales, el aporte de cada afiliado es del 1%, los recursos que entregaba el hospital del profesor que desde que fue vendido no hay certeza de que bienes se dispone, más los aportes que hace el Estado a los burócratas gremiales y sindicales. Porque ni el oficialismo ni la disidencia ha planteado ni plantearán el cambio de los reales problemas que arrastra la educación en Chile. Y de ahí viene el aprovechamiento político de la Democraciacristiana en su acercamiento a los disidentes y de mediar entre estos y el Gobierno para que sean incorporados a las mesas de diálogo y por el otro lado el Partido Comunista stalinista junto al PS se disputan la dirección de las nuevas burocracias que emanaran de este conflicto y en los hechos las bases seguirán soportando la misma institucionalidad que instauro Pinochet en los años 80. Gran conglomerado este que en votos representa al Colegio de Profesores AG, considerando además que es una de las organizaciones gremiales más grandes del país.
La única forma de que el profesorado logre zafarse de estas direcciones traidoras, es independizándose política y organizativamente de la institucionalidad burguesa, ocupando la metodología de lucha del proletariado que consiste en utilizar como método fundamental la acción directa, siguiendo el mismo patrón de conducta que hoy llevan adelante los profesores de base con la toma de caminos, las barricadas y la unidad de una lucha centralizada que obedezca a lo que la asamblea determina: en la formación de comités de huelga, comités de solidaridad, comités de formación de ollas comunes y la publicación al país y al mundo de los fines que se persiguen, que deben ser plasmados en un programa revolucionario de acción comprometiendo en esta lucha a los padres y apoderados y a las organizaciones obreras porque la educación es un derecho y una tarea de todos los asalariados sin excluir a nadie.
POR LA UNIDAD OBRERO-DOCENTE-ESTUDIANTIL
POR UNA EDUCACION PUBLICA, LAICA, ESTATAL, UNICA, UNIVERSAL y GRATUITA
POR UN FRENTE UNICO REVOLUCIONARIO ANTIIMPERIALISTA
POR UN GOBIERNO OBRERO-CAMPESINO
REVOLUCION Y DICTADURA PROLETARIA
P.O.R.
Comité Constructor del Partido Obrero Revolucionario de Chile

Anuncios