LAS ELECCIONES MUNICIPALES 2012 EN CHILE, AGUDIZAN LA CRISIS POLITICA

                                               GUBERNAMENTAL  E INTERBURGUESA.

Imagen

 Estas elecciones han demostrado las diferencias que existen hoy con épocas pasadas, en que concluidos los escrutinios todos los partidos y candidatos sacaban cuentasalegres, es decir, ganadores y perdedores ensalzaban el éxito de la ” democracia “, que permitía a la ciudadanía expresarse por el voto emitido. El chileno a través de la historia se había mantenido sumiso y obsecuente a esa falsa ” civilidad democrática ” , siguiendo esa ficción jurídica de que todos somos iguales ante la ley y la papeleta electoral, y que rubricaba que los únicos ciudadanos son los que ejercían el derecho a voto y el no hacerlo les quitaba el derecho al reclamo, como si ese re-
clamo individual tuviera algún efecto, por el contrario ese voto, en esta sociedad descompuesta; es mantener la democracia de los explotadores y sus administradores serviles al capital financiero imperialista y para los votantes el único derecho que les cabe es elegir sus verdugos de turno.

“El voto esta en la calle” dijo la gente

Por primera vez en  Chile las elecciones tienen el carácter de  voto voluntario,  deseo tanto  de la Concertación como de la Alianza por Chile (actual gobierno) aprobaron y reformaron el registro de votantes puesto que antes el elector debía ir a inscribirse y ahora es un proceso automático, la idea fue una forma de incentivar la participación. Lo que implico un aumento del padrón electoral de ocho millones 111.000 a 13 millones 404.000 personas. Según el detalle, hubo 5.495.929 personas que votaron, de los cuales 5.261.069 emitieron válidamente su sufragio, 148.726 fueron nulos y hubo 86.134 votos blancos que sumados se acercan a un 4%. Lo que significa una participación del 40,4 por ciento y una abstención de 59.6 por ciento. En las presidenciales de 2009, el padrón alcanzaba los ocho millones 285 mil personas y en la primera vuelta votaron siete millones 264 mil personas, dejando la abstención en sólo 12,32 por ciento, cuando aún la condición del voto era obligatorio. El nuevo voto tuvo un debut desastroso, con un claro sesgo de castigo a la clase política que en 2011 mostró su cara mas perversa, reprimiendo brutalmente la protesta estudiantil y obrera de Aysén, no dando respuestas aun a las demandas,   demostrando a su vez el servilismo al Imperio y la frontal defensa del modelo neoliberal. Este histórico abstencionismo es la mejor evidencia del descontento que existe hacia la clase política que fue  desenmascarada el año recién pasado cuando ni “izquierdas” o derechas se hicieron cargo de las demandas sociales, dilatando en bloque -como es lógico- respuestas por la vía institucional, endureciendo además la represión e intentando aprobar la criminalización a todo tipo de protesta. Donde además ya se escuchan los rebuznes tanto de  “izquierdas” como de las derechas de que el voto debería ser obligatorio, no nos cabe ninguna duda que para las presidenciales del 2013 se nos impondrá nuevamente el voto obligatorio.

 

En cuanto a los resultados, los partidos de la coalición gubernamental, perdieron varios de sus principales enclaves de poder, como Santiago Centro, Providencia, Ñuñoa y Recoleta en la capital, y Concepción la región mas golpeada por el terremoto que aun esperan soluciones de fondo.

La oposición alcanzó el 43.10 por ciento de los votos, frente al 37,47 por ciento que obtuvo el oficialismo de derecha que reúne al moderado partido Renovación Nacional y a la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente,  totalizando 121 alcaldías, 23 menos que en la elección anterior.
La centro-izquierda se recuperó, de esta forma, de la derrota que sufrió en las municipales del año 2008, que anticipó la posterior victoria de Sebastián Piñera. Con un respaldo ciudadano de apenas el 14 por ciento, ninguna encuesta anticipó la victoria que obtuvo la coalición opositora que reúne a socialistas, democratacristianos, radicales y socialdemócratas y que en esta elección se unió en algunos distritos al Partido Comunista. Este sorpresivo triunfo hizo resurgir en Chile a la desprestigiada oposición de centro-izquierda. No porque lo merezcan sino porque se voto al mal menor, porque los electores en un alto porcentaje fueron personas mayores y porque hay un gran contingente de votantes que se dejan llevar por la propaganda que desbordo los espacios públicos, gigantografías que mareaban y cuya tónica fue la ausencia total de la línea política a la que representaban, ni colores, programas o consignas con algún contenido social, solo rostros con amplias sonrisas que mas que simpatizar generaron un repudio en grado de psicosis,  por la forma en que aparecían los carteles a solo horas de ser instalados y que en algunos casos  termino con detenidos por destruir propaganda.

Es necesario clarificar que el método de acción política de la burguesía, son las acciones electorales, con el fin de legitimar su sacrosanta democracia, con tácticas truculentas y fraudes como son los que estamos viendo: gran número de mesas aún no escrutadas, candidatos electos con menos votación que otros con mayor cantidad, atribuida, a las cifras repartidoras, candidatos reclamando por fraude, etc. etc.

El proletariado en su lucha por el mejoramiento de sus condiciones de vida y trabajo, se organizó en sindicatos utilizando como método de lucha la ACCION DIRECTA. Que hoy es utilizada por otras clases oprimidas en época de la barbarie mas extrema del capitalismo imperialista.

La Tendencia Clasista Revolucionaria, cuenta con un núcleo de militantes, activos en un poco más de un año y homogenizados ideológicamente, hemos decidido formar el Comité Constructor del Partido Obrero Revolucionario, en Chile, como parte integrante del Comité de Enlace por la Reconstrucción de la Cuarta Internacional, CERCI.Utilizar como método de lucha la acción directa, como Estrategia revolucionaria la conquista del poder por el proletariado, organizados en Partido-Programa y siendo parte del partido único de la revolución internacional, único garante para terminar con la barbarie capitalista. Como núcleo revolucionario, en estas elecciones participamos orientando a los votantes a anular el voto y colocar una consigna que represente el sentir de clase, ocupando la táctica revolucionaria, único medio a nuestro alcance en este proceso burgués, el Voto Nulo Programático. Con el fin de recuperar la dignidad nacional luchando por los siguientes puntos:

—–Fin a las concesiones de los derechos del agua de riego, en el agro, que están en manos de políticos-empresarios. Que éstos sean de propiedad colectiva de las comunidades campesinas,  distribuidas en forma racional y equitativa y ocupadas preferencialmente en el riego de los productos para la alimentación de la población, para
frenar las abusivas alzas en este tiempo de crisis capitalista.
—–Terminar con el financiamiento estatal al empresariado agrícola, en la construcción de pozos profundos que agotan las napas freáticas, ante las constantes sequías,deben reservarse como agua de bebida para el futuro.

—–Construcción de embalses para que el agua no se pierda en el océano.

—–Creación de organismos asesores en la ayuda de la mecanización, empleo de semillas autóctonas y fertilización natural en la producción de alimentos agrarios con lafinalidad de aumentar el consumo interno y sacar de la extrema pobreza a amplios sectores de familias campesinas y bajar los precios a la población. Que los subsidiosque se entregan a los capitalistas sean para favorecer al campesinado y además en créditos con bajos intereses y a largo plazo.
—–Lucha Permanente y Nacional en contra de la aplicación de la Ley de Pesca ” LONGUEIRA “. Que hará perder a perpetuidad el mar y sus recursos alimenticios al país.

—–Apoyo a los pueblos originarios, que son Naciones-Clase, sojuzgadas y explotadas como todas las otras que conforman la nación oprimida por el imperialismo.
—–La Nación Clase RAPANUI se ha sumado en la lucha en defensa del mar y sus recursos.
—–Sus tierras ancestrales deben ser restituidas en su totalidad. Y expulsar a los extranjeros coludidos con los gobiernos de turno que han instalado sus hoteles en laisla contra la voluntad de sus legítimos dueños.
—–Apoyo y respeto irrestricto a las naciones clase Aymarás y Quechuas, entrega de recursos tecnológicos, educación y salud para que puedan salir de la miseria en que viven. Restituir el agua a estos pueblos que viven de la agricultura y crianza de ganado menor, alpacas y llamas. Elemento vital usurpado por las mineras transnacionales, que han destruido oasis como el de KILLA-HUA generando la emigración de ese remoto pueblo.

—–Apoyo incondicional a la lucha que sostiene por más de tres siglos contra los huincas, la Nación-Clase MAPUCHE, usurpadores de sus tierras que aplastan su dignidad sembrando el terror y muerte a comunidades indefensas, utilizando leyes, helicópteros y fuerzas especiales.

—–Renacionalización, sin indemnización del agua potable, y que vuelva a ser un bien social y no esté sujeto a la especulación privada, y que las ganancias queden en el país, en contra del capital financiero.
—–Fin a las ISAPRES , instituciones creadas para esquilmar los fondos de salud de los trabajadores, de los que obtienen grandes ganancias. Existen diferentes planes de salud y la atención médica esta supeditada a los montos depositados, los que no cubren los costos médicos son derivados al servicio público.
—–Terminar con los PLANES AUGE, impuesto por FMI cuyo fin es privatizar la salud cuya consecuencia es que las enfermedades catastróficas son una tragedia para la familias que hacen ingentes sacrificios desprendiéndose de sus bienes y a otros simplemente los sacan de las listas de espera, en forma administrativa, provocando la muerte de muchas personas.

—–FORTALECER LA SALUD ESTATAL creando hospitales geriátricos, de niños, y embarazadas. Inversión en la prevención de enfermedades. Aumento de recursos para la implementación de tecnología de punta con la finalidad entregar una salud digna a todos los habitantes que la requieran y que no siga siendo una salud solo para la clase dominante.
—–Educación pública, estatal, universal y gratuita en todos sus niveles.

—–Renacionalización de la Minería y de todos los recursos naturales, sin indemnización, única forma de financiar los graves problemas que afectan a la nación.
Al proletariado minero le cabe la responsabilidad histórica junto al partido obrero revolucionario de acaudillar las luchas de la nación oprimida contra las
transnacionales y el capital financiero organizadose en un Frente Revolucionario Antiimperialista.       


Image

Image

El voto esta en la calle